Trump y demócratas enfrentan gran prueba en las elecciones del martes

Los votantes en Pensilvania acuden este martes a las urnas en una elección especial para el Congreso que conlleva implicaciones nacionales para el presidente Donald Trump y la oposición demócrata.

Las elecciones se llevarán a cabo en un distrito congresional que Trump ganó por 19 puntos en 2016, pero donde los demócratas ahora esperan dar una sorpresa que podría ser un adelanto de las elecciones legislativas de mitad de período en noviembre.

La elección enfrenta al demócrata Conor Lamb contra el republicano Rick Saccone. El sábado, Saccone recibió un apoyo de alto nivel cuando Trump habló en su nombre en un mitin en Moon Township, Pensilvania.

“Lo necesitamos. Necesitamos republicanos. Necesitamos los votos. De lo contrario, les quitarán sus recortes de impuestos. Les arrebatarán su derecho a la Segunda Enmienda”, advirtió Trump a la multitud.

Prueba clave en Trumpland

Aunque Trump ganó fácilmente el distrito en 2016, Lamb parece ser competitivo en parte porque es un demócrata moderado, casi conservador, que se opone personalmente al aborto y a cualquier nueva medida de control de armas. Lamb espera dar la sorpresa con la ayuda del ex vicepresidente Joe Biden.

“La pasión y el compromiso mandan en la política. La pasión y el compromiso generan el apoyo popular”, dijo Biden en un reciente mitin de Lamb.

Los republicanos han invertido grandes cantidades de dinero en la contienda, incluidos millones de dólares en anuncios de televisión en los últimos días antes de las elecciones. Trump está tratando de ayudar a los republicanos a evitar otro revés en el camino a las elecciones de mitad de período de noviembre, donde los demócratas son favoritos para obtener más escaños en el Congreso.

Al presentar sus logros ante los votantes en este año electoral, el presidente sigue concentrado en los recortes de impuestos, los nuevos aranceles sobre el acero y el aluminio, y la posible apertura diplomática a Corea del Norte.

Peso de las encuestas

Pero Trump sigue atascado en las encuestas, con alrededor del 40 por ciento de aprobación, una cifra históricamente baja para un presidente en su segundo año, y un lastre potencial para los candidatos republicanos en noviembre.

“No está haciendo nada para expandir su base”, dijo Jim Kessler de Third Way, un grupo centrista de demócrata. “Y también, el daño político es como una quemadura de sol. En realidad no te das cuenta de lo que está sucediendo. Y más tarde en el día te das cuenta, ‘estoy rojo. ¡Estuve mucho tiempo al sol!’ Por lo tanto, esto lleva tiempo”.

Una victoria demócrata el martes sacudiría el Partido Republicano, que ha ganado las ocho elecciones anteriores en el Distrito Congresional 18 por un margen de al menos 15 puntos. El asiento quedó vacante a fines del año pasado luego de la renuncia del representante republicano Tim Murphy.

Virtual empate

El Centro de Política de la Universidad de Virginia estima que el resultado de la contienda está “en el aire”, y varias encuestas muestran a Saccone y Lamb a solo unos pocos puntos el uno del otro.

Una nueva encuesta de la Universidad de Monmouth, una de las últimas antes de la votación, tiene a Lamb por delante de Saccone, 51 a 45 por ciento. El mes pasado, Saccone lideró en esa misma encuesta por un margen de 49 a 46 por ciento.

La elección de Pensilvania será vista por algunos como una prueba de la popularidad de Trump en un área que ganó fácilmente en 2016. El analista conservador Michael Barone, del American Enterprise Institute, dijo que la mayoría de los seguidores de Trump siguen con él, a pesar de una serie de distracciones y escándalos políticos en la Casa Blanca.

“Lo interesante de toda esta confusión es que no está cambiando los votos de muchas personas”, dijo Barone. “Todavía tienes aproximadamente un electorado de una gran minoría de estadounidenses que favorecen a Donald Trump y la mayoría de sus políticas, incluso cuando cambian, a veces día a día”.

El resultado de las elecciones del martes debería servir como el indicador más actualizado de qué partido lleva el impulso político en este año electoral: los partidarios republicanos del presidente o sus oponentes demócratas.

Los demócratas buscan aprovechar el momento político que comenzó el año pasado con victorias estatales en Virginia, Nueva Jersey y Alabama.

Los republicanos esperan una victoria que confirme la popularidad de los recortes tributarios de Trump y la efectividad de apuntar en contra de la líder demócrata, Nancy Pelosi, como una estrategia de campaña.

Be the first to comment on "Trump y demócratas enfrentan gran prueba en las elecciones del martes"

Leave a comment

Your email address will not be published.




%d bloggers like this: