Sprint y T-Mobile intentarán fusionarse

AP

T-Mobile y Sprint intentarán nuevamente fusionarse, en un acuerdo que revolucionaría el mercado de telefonía celular estadounidense dejándolo con tres grandes empresas.

El acuerdo anunciado el domingo ayudaría a las empresas a reducir gastos y a competir con las más grandes AT&T y Verizon. Sin embargo, las tarifas podrían aumentar ya que al haber menos competencia no habría tantas ofertas para atraer clientes.

Las transacciones se harían enteramente por acciones. Sprint está valorada en 59.000 millones de dólares, mientras que la empresa combinada tendría una estimación de 146.000 millones de dólares.

Sprint abandonó su intento de adquirir T-Mobile hace unos tres años debido a inquietudes del gobierno de Barack Obama de que incurriría en tendencias monopólicas. Las dos empresas intentaron fusionarse nuevamente en octubre pero nuevamente los planes fueron frustrados.

Sprint y su compañía matriz, el conglomerado japonés SoftBank, han estado buscando desde hace tiempo un acuerdo en momentos en que la compañía pasa trabajos para competir por su cuenta.

Sprint tiene una deuda considerable y ha registrado una serie de pérdidas anuales. La compañía ha reducido costos y se ha vuelto más atractiva para los usuarios, dice el analista Walter Piecyk, de BTIG Research, pero no ha invertido suficiente en su red y no tiene suficientes derechos para ofrecer servicio de calidad en áreas rurales.

T-Mobile ha estado añadiendo usuarios en el último año. Luego que el gobierno rechazó el intento de AT&T de comprar la compañía en el 2011, T-Mobile fue pionera en una serie de cambios ventajosos para los consumidores, tales como abandonar los contratos de dos años y regresar los planes de uso ilimitado. Los consumidores están pagando menos por el servicio celular gracias a la influencia de T-Mobile y la resultante guerra de precios.

“T-Mobile no necesita fusionarse con Sprint para tener éxito, pero Sprint pudiera necesitarlo para sobrevivir”, dijo Piecyk en una nota.

Pero el analista de MoffettNathanson Craig Moffett dijo que el impulso de T-Mobile se está desacelerando, lo que pudiera explicar por qué la compañía y su matriz, el gigante Deutsche Telekom, “favorecen la idea de una fusión más temprano que tarde”.

La enorme compañía resultante tendría casi tantos subscriptores como Verizon y AT&T. T-Mobile y Sprint pudieran ahorrar dinero además fusionando sus redes y cerrando tiendas.

Communications Workers of America, un sindicato para trabajadores de telecomunicaciones, dijo que la fusión costará al menos 20.000 empleos en Estados Unidos y reducirá la competencia en el sector, con la consiguiente alza de precios.

Pero la reducción de costos pudiera ayudar a la nueva compañía a construir infraestructura y adquirir derechos de ondas necesarios para el nuevo servicio 5G que deberá quedar implementado en unos pocos años.

El acuerdo tiene que ser revisado aún por el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comunicaciones.

Fuente: VOA

Be the first to comment on "Sprint y T-Mobile intentarán fusionarse"

Leave a comment

Your email address will not be published.




%d bloggers like this: