Poderoso cohete de Space X despega con auto deportivo a bordo

El gran cohete nuevo de SpaceX despegó el martes en su primer vuelo de prueba, llevando un automóvil deportivo rojo que apunta a un interminable viaje por el espacio más allá de Marte.

El cohete Falcon Heavy (Halcón Pesado) partió de la misma plataforma de lanzamiento utilizada por la NASA hace casi 50 años para enviar hombres a la Luna. Con el despegue, el Heavy se convirtió en el cohete más poderoso en uso hoy en día, duplicando el golpe de despegue de su competidor más cercano.

Los tres propulsores y los 27 motores rugieron al encenderse en el Centro Espacial Kennedy, mientras miles de personas se reunieron en las playas, puentes y carreteras de los alrededores para ver cómo era lanzado el cohete, retrasado más de dos horas por el fuerte viento.

 

Dos de los propulsores fueron reciclados y regresaron minutos después a tierra, aterrizando de forma simultáneamente en Cabo Cañaveral; el tercero, falló en descender a una plataforma oceánica a unos 483 kilómetros de la costa y se estrelló en el mar.

El jefe ejecutivo de SpaceX, Elon Musk, es propietario del Tesla Roadster, que fue disparado a una órbita solar que llegará hasta Marte. Como jefe del fabricante de automóviles eléctricos Tesla, combinó sus pasiones para agregar un toque dramático al tan esperado vuelo inaugural del Heavy. El contrapeso típico para el lanzamiento de un cohete son losas de concreto o acero, o experimentos.

En la víspera del vuelo, Musk dijo a periodistas que la compañía había hecho todo lo posible para maximizar el éxito y que estaba en paz con lo que sucediera: éxito, “un gran estallido” o alguna otra calamidad. Cuanto más largo es el vuelo, señaló, más aprendería la compañía del cohete fuertemente instrumentado.

Musk tiene mucha experiencia en accidentes con cohetes, desde sus vuelos originales de prueba Falcon 1 hasta sus Falcon 9 de seguimiento, uno de los cuales explotó en una plataforma cercana durante una prueba de encendido en 2016. El Falcon Heavy es una combinación de tres Falcon 9, el cohete que la compañía utiliza para enviar suministros a la Estación Espacial Internacional y levantar satélites. Spacex está reutilizando boosters (impulsores) de primera etapa para ahorrar en costos de lanzamiento.

El Heavy está destinado a satélites masivos, como los utilizados por los militares de EE.UU. y las compañías de comunicaciones de las Grandes Ligas. Incluso antes del vuelo de prueba, los clientes se registraron.

Teniendo en cuenta las altas apuestas y el gran drama, el lanzamiento del martes atrajo a grandes multitudes que no se habían visto desde el último vuelo espacial de la NASA hace siete años. Mientras que los transbordadores tenían más músculo de despegue que los Heavy, los líderes de todos los tiempos, tanto en tamaño como en fuerza, eran los cohetes Saturn V de la NASA, que primero llevaron a los astronautas a la Luna en 1968.

Sin contar los buggies lunares del Apolo, el Roadster es el primer automóvil que “despega” directamente desde el planeta.

Al volante del convertible se encuentra “Starman” un maniquí de SpaceX, con un traje espacial blanco y negro, y en la banda sonora hay otro guiño a David Bowie: su canción de 1969, antes del Apollo 11 “Space Oddity”, con la memorable frase memorable “Ground Control to Major Tom”. SpaceX espera imágenes en vivo del automóvil desde las cámaras de a bordo, una vez que la cabina de protección se despegue y el vehículo sea completamente expuesto al salir al espacio.

El automóvil enfrenta considerables topes de velocidad antes de establecerse en su órbita prevista alrededor del sol, un círculo oval que se extiende desde la órbita de la Tierra en un extremo hasta la órbita de Marte en el otro.

En primer lugar, el Roadster necesitaba sobrevivir al despegue, una gran hazaña para un cohete recién salido de fábrica. Luego tiene que soportar un bombardeo cósmico en sus varias horas de crucero a través de los altamente cargados cinturones de radiación de Van Allen que rodean la Tierra. Finalmente, un propulsor tiene que dispararse para poner el auto en el curso orbital correcto.

Si sucede todo esto, el Roadster llegará a las cercanías de Marte en seis meses, dijo Musk. El automóvil podría estar viajando entre la Tierra y Marte durante mil millones de años, según el multimillonario.

Musk reconoció que el Roadster podría acercarse “bastante” a Marte durante su épico viaje, con solo una remota posibilidad de estrellarse contra el planeta rojo.

Gane o pierda, el Heavy ya está sacudiendo el mercado de lanzamiento. Su precio de etiqueta es de $ 90 millones, menos de una décima parte del costo estimado del megacohete del Sistema de Lanzamiento Espacial de la NASA en desarrollo para las expediciones a la Luna y Marte.

SpaceX ha decidido no volar pasajeros en el Heavy, dijo Musk a periodistas el lunes, y en cambio acelerará el desarrollo de un cohete aún más grande para acomodar tripulaciones en el espacio profundo. Su objetivo final es establecer una ciudad en Marte

Be the first to comment on "Poderoso cohete de Space X despega con auto deportivo a bordo"

Leave a comment

Your email address will not be published.




%d bloggers like this: