La abuela de 93 años que se va de voluntaria a África

La nieta de Irma colgó su foto en Facebook en el aeropuerto, lista para la aventura solidaria pese a su edad

Gracias a Elisa Coltro, el mundo se ha enterado de lo valiente que es su abuela. La dama se llama Irma y tiene 93 años, y para asombro de la propia familia tomó el avión el pasado lunes 19desde Italia con destino a Kenia para ayudar en un orfanato.

La nieta se sorprendió tanto con la decisión de Irma, que mostró la imagen de su abuela lista para embarcar, en el aeropuerto, con su maleta y su bastón. Los 93 años que no le impiden volcarse en ayuda de los demás.

“Todos deberíamos conservar una pizca de inconsciencia”

Elisa Coltro contó en Facebook lo siguiente:

Esta es mi abuela Irma, una jovenzana de 93 años que esta noche ha partido hacia Kenia. No es un viaje turístico, en el que será servida y atendida, sino que va a un pueblo de niños, un orfanato. Se la muestro porque creo que todos nosotros deberíamos conservar siempre una pizca de inconsciencia para vivir y no para sobrevivir. Mírenla…¿quién la puede parar? Yo la amo”

Una luchadora infatigable

Irma ha sido una luchadora infatigable toda su vida. Quedó viuda a los 26 años, con tres hijos. Más adelante perdió a una hija. Sabe lo que son las dificultades. Con todo, su nieta Elisa explicó al diario La Reppublica: “Mi abuela siempre ha amado la vida y no se ha frenado por nada. Ha dedicado su existencia a la familia y a ayudar a quien tiene cerca. Para mí siempre ha sido un ejemplo”.

Un matrimonio vecino va cada año

La idea de África no surge de un ensueño. Resulta que Irma tiene unos vecinos en su pueblo de Noventa Vicentina (a pocos kilómetros de Vicenza, en la zona de Venecia) que están involucrados en esta ayuda humanitaria a Kenia. Son un matrimonio, según explicó la nieta, que desde hace diez años van anualmente un mes a un orfanato. Ella atiende a los niños y él se dedica a hacer pequeños arreglos materiales.

El orfanato fue fundado por un misionero de origen también vicentino, Don Remigio, “tan joven como mi abuela“, bromea Elisa, aunque ahora se encuentra en el hospital recibiendo atención médica.

No le bastaban los donativos y quería hacer más

Parece que la fortaleza de Irma es imparable. “Desde que conoce a estos señores, Francesca Fontana y Giannino Dal Santo, mi abuela ayuda al orfanato como puede, pero este año ha decidido que no bastaban los donativos, quería sentirse útil y dijo a mi madre: Vamos a Kenia. Mejor dicho, yo voy, si me acompañas estaré contenta”.

El lunes embarcaron la abuela y la madre de Elisa.

La nieta sigue sus pasos

El ejemplo de Irma cunde. Elisa, por ejemplo, que actualmente es mamá de dos niños, lleva dos años atendiendo a migrantes sirios en Grecia durante las vacaciones de verano. En Salónica y Atenas, respectivamente.

Fuente: Aleteia – Dolors Massot

Be the first to comment on "La abuela de 93 años que se va de voluntaria a África"

Leave a comment

Your email address will not be published.




%d bloggers like this: