Estatus de protección temporal (TPS): ¿Ahora qué?

Rachel Thompson – Abogada de Inmigración Poarch Law

El 6 de noviembre de 2017, la administración de Trump realizó importantes anuncios relacionados con el Estatus de Protección Temporal (TPS). Primero, anunció que no renovaría el TPS para los ciudadanos nicaragüenses, TPS que se ha venido renovando rutinariamente desde el año 1998. La designación termina oficialmente el 5 de enero de 2019 por lo que aproximadamente, 2.500 beneficiarios de TPS de Nicaragua no tendrán el estatus. En segundo lugar, la secretaria en funciones del Departamento de Seguridad Nacional, Elaine Duke, retrasó una decisión para la comunidad hondureña hasta una fecha posterior. Una población hondureña mucho mayor-aproximadamente 57.000-ha recibido una extensión de seis meses y está a la espera de una decisión. Hay que recordar que el presidente Clinton extendió el estatus de TPS a ciudadanos nicaragüenses y ciudadanos hondureños después de que el huracán Mitch destruyera estos dos países en el año1998. Es importante destacar que desde el año 1998, cada presidente de los Estados Unidos, ha renovado el TPS que protege a estas poblaciones, muchas de las cuales han vivido en los EE. UU. más de lo que vivieron en sus países de origen.

 

El Congreso implementó el Estatus de Protección Temporal en 1990 para evitar el envío de individuos a países en los que existe un conflicto continuo, desastres ambientales, epidemias de salud u otras circunstancias extraordinarias. Varias  comunidades de inmigrantes prominentes han recibido TPS como la comunidad de salvadoreños y la comunidad de haitianos. En el año 2001, el presidente Bush extendió el TPS a los ciudadanos salvadoreños cuando un terremoto catastrófico golpeó al pequeño país que es del tamaño del estado de Massachusetts y desde ese años, el TPS se ha renovado rutinariamente para proteger a aproximadamente 200.000 salvadoreños de la deportación, 21.500 de los cuales viven en el estado de Virginia. Por otra parte, en el año 2010, el presidente Obama también extendió el TPS a los ciudadanos haitianos, cuando un terremoto catastrófico destruyó a ese país. Aproximadamente 50.000 haitianos también han podido renovar rutinariamente su estado de TPS.

 

El estado de Virginia tiene 24.000 ciudadanos beneficiados con TPS, siendo la quinta mayor población de los Estados Unidos, solo detrás de California, Texas, Florida y Nueva York. Los titulares de TPS hondureños y salvadoreños en Virginia han vivido en los EE. UU. durante un promedio de 21 años y 19 años, respectivamente, son parte del tejido del Commonwealth y, como es comprensible, la amenaza de perder su estatus de TPS ha causado angustia e incertidumbre. Sin embargo, algunos titulares de TPS pueden ser elegibles para la residencia permanente dependiendo de ciertos factores o pueden ser elegibles para otros remedios. Es importante ahora más que nunca que los titulares de TPS hablen con un abogado de inmigración para investigar posibles remedios permanentes.

Be the first to comment on "Estatus de protección temporal (TPS): ¿Ahora qué?"

Leave a comment

Your email address will not be published.




%d bloggers like this: