Científicos “revivieron” una cerveza de 220 años de antigüedad con levadura descubierta en un naufragio

La cerveza más antigua del mundo ha sido recreada con una levadura hallada en un naufragio que tuvo lugar hace más de dos siglos, cerca de Tasmania

La tarea parecía ser faraónica, pero el desafío de elaborar cerveza con los restos de levadura encontrados en un naufragio producido hace 220 años resultó difícil de ignorar para un grupo de expertos australianos. Maestros cerveceros se han puesto manos a la obra para trabajar sobre una variedad de tipo Porter que ha sido bautizada The Wreck – Preservation Ale, en clara alusión a su singular origen.

“Se trata de la cerveza elaborada con la levadura más antigua del mundo. Es la única que data de la era previa a la Revolución Industrial, por lo que su significado es muy importante” compartió uno de los investigadores a cargo del hallazgo.

La levadura utilizada para su elaboración fue hallada en los restos del naufragio de un barco mercante llamado Sydney Cove, que se encontraba en viaje desde la India hasta la colonia británica de Port Jackson, cuando se hundió en 1797 en medio de una gran tormenta cerca de la isla Preservation, en las inmediaciones de Tasmania.

Entre su cargamento se encontraba arroz, té y tabaco, además de 31.000 litros de alcohol entre los que se hallaron oporto, vino, bebidas espirituosas y cerveza.Increíblemente, estas botellas permanecieron selladas, por lo que la levadura dentro pudo ser conservada durante más de 200 primaveras, en las gélidas aguas del estrecho de Bass.

“La levadura se preservó bajo hibernación, por lo que pudimos revivirla en laboratorios del sur de Australia y hacer que pueda volver a cumplir su función en el proceso de elaboración de la cerveza” comentó uno de los investigadores.

Tras ser excavadas y recuperadas entre 1977 y 1990, las botellas fueron donadas al museo y galería de arte de la Reina Victoria, ubicado en Launceston, Tasmania. Allí, los investigadores trabajaron en conjunto con el Australian Wine Research Institute (AWRI), encargado de llevar adelante investigaciones de tipo enológicas, para poder lograr aislar la preciada levadura.

“Pensé que podríamos cultivar la levadura y recrear la cerveza que estuvo ausente del mundo por 220 años” dijo el conservacionista y químico David Thurrowgood involucrado en el proyecto.

Las cepas de levadura sufren cambios con el correr del tiempo, pero el instituto a cargo de la investigación descubrió que se trataba de una cepa híbrida muy rara, diferente a las modernas de tipo Ale.

Los expertos cerveceros evaluaron la materia prima y probaron utilizar la antiquísima levadura en métodos de elaboración modernos. Finalmente, lograron crear una cerveza que, según sus productores, tiene notas de especias y grosellas negras además de un “carácter oscuro, malteado, picante y tormentoso”.

Eso sí, aclararon por anticipado que su particular aroma probablemente no sea apto para todo el mundo. “La cerveza ofrece un sabor que vas a poder experimentar una sola vez en la vida” dijo James Squire, representante de empresa a cargo de su comercialización. “Dos siglos atrás, esta cerveza no logró llegar a su destino final. Hoy, finalmente creemos que está en su casa” agregó.

Una parte de las ganancias de la venta de la particular cerveza será destinada a financiar futuras investigaciones del museo y galería de arte de la Reina Victoria.

 

Be the first to comment on "Científicos “revivieron” una cerveza de 220 años de antigüedad con levadura descubierta en un naufragio"

Leave a comment

Your email address will not be published.




This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: