El sitio, que se lanzó este mes, fue desarrollado por dos jóvenes argentinos de 19 años con el objetivo de fomentar la lectura en los estudiantes y de facilitar el proceso de evaluación para los docentes.

Los textos sobre los cuales están hechos los exámenes fueron seleccionados teniendo en cuenta el plan de estudios oficial del Ministerio de Educación de Ciudad y Provincia de Buenos Aires y las consignas de los exámenes fueron ideadas por un grupo de docentes de literatura.

“Observamos que muchos de los alumnos no son lectores, debido a que el primer encuentro con la lectura, que generalmente se da en las instituciones, a veces es negativo y forzado. Nos planteamos que si los alumnos tenían la opción de elegir qué libros leer, esto podía fomentar mayor interés en la lectura”, explicó a Infobae Matías Jaraj, que ideó el sistema junto con Mateo Hadad, ambos egresados del colegio ORT.

Cómo funciona:

La propuesta, entonces, es darle mayor protagonismo al alumno y permitirle que se apropie, un poco más, de su proceso educativo. La idea es que los estudiantes tengan la posibilidad de elegir su propio texto, en función del género y movimiento literario que se aborden en la clase. Claro que esto significa que en un mismo curso haya diferentes alumnos leyendo diversos textos.

Si bien la oportunidad de poder hacerse cargo de la elección del texto -y así construir el hábito de lectura- es enriquecedor para el alumno, también puede resultar complejo para el docente a la hora de evaluar si tuviese que realizar los exámenes de cada uno de estos textos. El proyecto Bivlio busca solucionar este problema ofreciendo las herramientas para hacer un seguimiento personalizado, contemplando esta diversidad, y simplificando, la labor docente.

El docente ingresa en la plataforma qué texto quiere evaluar y el nivel de dificultad, entre otros parámetros, y el examen online se genera automáticamente. También está la posibilidad de ingresar de forma manual otras consignas específicas.

“Son entre 10 o 15 preguntas que surgen de manera aleatoria en función de los filtros que se ingresen. Sobre un mismo libro puede haber hasta 4 evaluaciones diferentes y la idea es seguir sumando”, dice Hadad.

“Bivlio permite a los estudiantes seguir el plan de estudios de una manera innovadora, porque pueden estudiar un mismo tema desde muchos puntos de vista, y esto, desde el lado educativo, es muy enriquecedor”, subrayó el creador de la plataforma.

El sitio también le permite al docente crear grupos virtuales para debatir textos, así como acceder a las calificaciones de manera sencilla y generar informes estadísticos por alumno y curso.

Existen diferentes planes de suscripción anual. El valor varía según la cantidad de alumnos que vayan a usar este recurso.

Las instituciones que estén interesadas en acceder a un período de prueba pueden escribir a info@bivlio.com o bien completar el formulario en el sitio online.

Fuente:Infobae