Alerta en Medellín Colombia por el Krokodil, la droga caníbal que se come los órganos

Autoridades alertan de la venta del alucinógeno en un kit que vale poco más de 1 dólar e incluye jeringa y caucho para apretar el brazo

La “heroína de los pobres” es más fuerte que ésta, pero dura menos. Por aproximadamente 40 o 120 minutos, quienes consumen krokodil sienten un acaloramiento en la piel y una sensación de pesadez en las extremidades, que al parecer les resulta placentero. Pero el costo a la salud es demasiado alto. Esta peligrosa y adictiva droga llegó a Colombia, como habían advertido organizaciones civiles en 2014.

El krokodil es una droga sintética inyectable originaria en Rusia, que asemeja los efectos de la heroína y deja a la persona como un zombi. Compuesta por “fósforo, codeína, thinner y alcohol”, según la denuncia del Centro de Consultoría de Conflicto Urbano, quienes predijeron su entrada al país por Medellín y Cali, y que hoy advierten su uso en zonas públicas y reconocidas de la primera ciudad.

Investigaciones científicas han determinado que se produce a partir de la desomorfina, un derivado de la morfina que es 10 veces más potente que esta, de acuerdo con El Espectador. Provoca náuseas, vómito y picazón severa en el lugar de la inyección. Pero lo más grave, es que esta droga satura las venas porque no se disuelve en la sangre, y su acumulación va comiéndose los órganos internos, luego los tejidos, hasta llegar a la piel.

Los efectos se notan al instante, pues la piel se torna similar a la de los reptiles, de ahí su nombre Krokodil (cocodrilo en ruso). Puede producir gangrena, hemorragias, trombosis, coágulos e inflamación en las venas, pérdidas de miembros, neumonía, infecciones, meningitis, estallamiento de oídos y arterias, fallo renal y hepático, pérdidas de concentración y memoria, y la lista expuesta por el International Journal of Drug Policy continúa.

Las investigaciones del Centro de Consultoría de Conflicto Urbano advierten que la droga está comercializándose en niños y jóvenes en las calles del centro histórico de Medellín, dijeron a Noticias Uno. Y que por sus efectos puede matar a una persona a los 2 años de su consumo continuo.

“El kit vale 3.000 pesos (poco más de un dólar) y trae la jeringa, imagine usted qué tipo de jeringa. Es un Krokodil falsificado que es mucho peor y trae un caucho para poderse colocar la inyección. Se consume y se comercializa en zonas como la del Tranvía de Ayacucho”, dijo a Caracol Radio Luis Guillermo Pardo, presidente de la institución.

Bandas delincuenciales de las comunas de Medellín serían las responsables de su tráfico y distribución. Incluso, en estos sectores marginales de la ciudad ya la estarían elaborando para su venta e importación.

Respecto a esto el Ministerio de Justicia y del Derecho advirtió que las autoridades aun no tienen evidencia de que se esté produciendo y consumiendo en el país, porque en los laboratorios incautados no se ha corroborado la presencia de la droga. Sin embargo, ya activaron un protocolo para localizar y analizar muestras que permitan establecer si realmente se está distribuyendo en Medellín.

Fuente: Infobae

Be the first to comment on "Alerta en Medellín Colombia por el Krokodil, la droga caníbal que se come los órganos"

Leave a comment

Your email address will not be published.




This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: